Susp. Neumaticas

Instalación y mantenimiento de suspensiones neumáticas para todo tipo de vehículo, con los mas altos estándares de calidad y con el personal capacitado y certificado, proyectos a la medida

La suspensión neumática (o por aire) es un tipo de suspensión utilizada en vehículos en la cual se utiliza un compresor o moto-bomba para mantener el vehículo a la altura correcta en lugar de muelles de compresión. El compresor impulsa el aire a presión a un fuelle flexible (normalmente hecho de goma reforzada con tejidos textiles) que levanta así el chasis del eje hasta la altura deseada.

La suspensión neumática se utiliza en lugar de muelles de acero convencionales en coches, y en aplicaciones de vehículos pesado como autobuses y camiones. Es en términos generales utilizado en semi trailers, trenes (principalmente trenes de pasajero).

El propósito de suspensión de aire es proporcionar un paseo sin rebotes, de calidad constante, y también en algunos casos con motivos deportivos.

Algunos vehículos que utilizan suspensión por aire son: Maybach, Rolls-Royce, Lexus, Jeep, Cadillac (GM), Mercedes-Benz, Porsche, Land Rover/Gama Rover, SsangYong, Audi, Subaru, Volkswagen, Lincoln, Ford, y Tesla, entre otros. Algunos vehículos Citroën presentan suspensión Hydractiva, en la cual un ordenador controlada el sistema hidroneumático. De esta forma se puede elegir un modo deportivo y ciertos modos comfort, baja la altura del coche en velocidades altas y mantiene la altura cuándo el motor no está arrancado.

Este tipo de suspensión se esta utilizando desde hace pocos años sobre todo en vehículos de alta gama. La suspensión neumática basa su funcionamiento en las propiedades que ofrece el aire sometido a presión. En esta suspensión, se sustituye el resorte mecánico (muelle, ballesta o barra de torsión) por un fuelle o cojín de aire que varia su rigidez.

La suspensión neumática permite:

  • Adaptar la carrocería a distintas alturas en función de las necesidades de marcha.
  • Adaptar la suspensión y la amortiguación a la situación de la calzada y a la forma de conducir.

Se caracteriza por su elevada flexibilidad, notable capacidad de amortiguación de las vibraciones y por la autorregulación del sistema que permite mantener constante la distancia entre el chasis y la superficie de carretera independientemente de la carga presente en el vehículo.
La suspensión neumática es un sistema complejo y de coste elevado, ya que integra numerosos componentes y necesita de una instalación de aire comprimido para su funcionamiento. Esta suspensión es muy utilizada en vehículos industriales (autobuses, camiones, etc). Automóviles que utilizan esta suspensión tenemos: Audi A8, Mercedes de la Clase E, S, R, etc. y algunos todo terreno como el VW Touareg, el Range Rover y el Audi Q7 entre otros.

La suspensión neumática se puede aplicar tanto en el eje trasero o integral a la cuatro ruedas. Con esta suspensión se puede variar la altura de la carrocería manual o automáticamente en función de la velocidad, de las características de la calzada y el estilo de conducción. Se conecta o desconecta la suspensión en las patas telescópicas con un volumen de aire adicional.